el bautizo de Jan

al aire libre

Los bautizos siempre son una fiesta especial, pero el de Jan fue realmente bonito. El cura de la familia estuvo encantado de salir de su sacristía y realizar la ceremonia en la finca familiar, al aire libre, que habían decorado con cariño y mucho gusto.
Un día espectacular, un entorno inigualable y una familia unida y con ganas de pasarlo bien, hicieron de aquella fiesta, un día que yo siempre recordaré!