Kore

La familia crece

Cómo ya sabéis me encantan las bodas, la gente y fotografiar la felicidad; Pues imaginad como me pongo cuando se trata de fotografiar a una amiga embarazada, toda loca.
En fin, nos reunimos para pasar un buen día entre amigos y aproveché para hacerle cuatro fotos a Kore, paseando por la la Masieta, entre charlas y risas nos enseñó la habitación de Arnau. Otro día os explicaré como me cargué la puerta de su armario a media sesión… Pero ahora os dejo con las fotos de aquella tarde.